LACNIC

IPv6

Ganadores del Reto IPv6: “Trabajar duro para superar las dificultades”

28/05/2020

El Reto IPv6 de LACNIC sirvió de trampolín perfecto para que el equipo de tecnología del Instituto Nacional de Matemática Pura y Aplicada (IMPA) -conformado por Felipe Correia y Rosa Ladeira- resolviera este año implantar IPv6 en esa red universitaria de Río de Janeiro, Brasil.

Tras una experiencia inconclusa en 2015 sobre IPv6, siempre había quedado latente en el equipo de TI la posibilidad de desplegar ese protocolo en la red del IMPA pues el instituto contaba con direcciones desde mediados de 2013.

Rosa Ladeira, una de las responsables del equipo de tecnología del IMPA,
afirmó que el reto les dejó como enseñanza que siempre se debe “trabajar duro para superar las dificultades y la madurez profesional para comprender los límites”. Contó que la emergencia sanitaria, declarada en medio de la competencia, obligó a reformular e intensificar los planes de trabajo, logrando finalmente el cometido de forma exitosa, lo que les permitió ganar la primera edición 2020 del Reto IPv6 de LACNIC.

¿Qué los impulso a participar del Reto IPv6 de LACNIC?

A mediados de 2013, el IMPA recibió la dirección IPv6/44, según proyecto de implementación aprobado por NIC.br.

En 2015, con solamente un funcionario en el área de redes, hubo una iniciativa de despliegue del IPv6 sin éxito.

Incluso contando con un equipo de TI bastante compacto, comprometido con la oferta de servicios consistentes y compatibles con las demandas por innovación exigidas por varios tipos de usuarios del IMPA, no fue posible actuar continuamente en el despliegue del IPv6.

El Reto LACNIC 2020 se presentó como portal para un nuevo emprendimiento, valiéndose de la experiencia adquirida en la actuación anterior.

¿Qué aprendizajes destacaría del proceso de la participación en este desafío y si consideran que la aparición del Covid tuvo incidencia en el desarrollo de su proyecto?

Nos enteramos del reto en los últimos días de la inscripción. Contábamos con un equipo bastante reducido y con apenas 36 días hábiles para ejecutar el trabajo, hasta la fecha de entrega del segundo informe, por lo que hicimos un proyecto con ambiciones acotadas.

Cuando fuimos sorprendidos por la emergencia sanitaria causada por la pandemia, quedó claro que el plazo de 36 días hábiles, a partir de enero, se redujo a apenas 12 días hábiles, abreviando fuertemente la posibilidad de alcanzar las metas propuestas al principio.

A esa reducción del plazo se sumó no solo la necesidad de dedicación intensiva, como también la de trasladar el ambiente del IMPA al ambiente «homeoffice» impuesto por receso.

Ante estas circunstancias, el reto nos señaló los siguientes puntos: adquirimos la capacidad de análisis y de reformulación de metas; reforzamos la comprensión que el paradigma IPv6 nos impuso para reconstruir los fundamentos aplicados al IPv4; entendemos que en aquel momento habíamos agotado la posibilidad de ejecutar pruebas que, de alguna manera pudieran desestabilizar el ambiente de producción, debido a la actuación remota. Al rediseñar el cronograma, decidimos darle característica teórica al plan, con la posibilidad de invertir en una propuesta sólida para que el proyecto evolucione al finalizar el estado de emergencia. Y, para concluir, invertimos fuertemente en capacitación de IPv6.

¿Cuál ha sido la iniciativa por la cual resultaron premiados? ¿cómo estuvo conformado el equipo de trabajo? y ¿qué resultados lograron en todo este proceso?

Enumeraría las iniciativas de: no desistir; trabajar con empeño superando las dificultades, madurez profesional para entender los límites e invertir en acciones posibles; y,  ante todo, construir el esbozo para dar continuidad al despliegue del protocolo IPv6 en el IMPA.

El equipo estaba conformado por 2 integrantes únicamente, lo que me hace creer en el valor de lo logrado. Resultados: lograr diseñar la arquitectura de direcciones de la red en conformidad con el paradigma IPv6; avanzar con el despliegue del IPv6 desde los extremos (agradeciendo siempre la cooperación de la RNP y de la Redecomep); y, mediante la capacitación, definir el abordaje para dar continuidad al proyecto de despliegue del IPv6 en el IMPA, al retomar las condiciones de trabajo.

¿Qué recomendarían a las organizaciones que quieren desplegar IPv6 en sus redes?

Capacitación intensa, diseñar detalladamente las etapas del proyecto y las actividades de cada uno, desplegar IPv6 desde los extremos hacia la infraestructura interna; testear exhaustivamente.