LACNIC

Internet

Internet mitigó impacto de COVID 19 en la vida laboral, educativa y social

07/07/2020

Tres personalidades de la comunidad técnica de la región destacaron cómo Internet se convirtió en una herramienta fundamental durante la pandemia por COVID 19. En este tiempo de cuarentena y distanciamiento social por coronavirus, Internet logró mantener el relacionamiento social, posibilitó a miles de millones de latinoamericanos y caribeños trabajar a distancia y a otros tantos niños y adolescentes recibir clases por plataformas educativas on line. Asimismo, Internet mantuvo viva no solo la economía de la región (y el mundo) con el trabajo on line y el e-banking, sino que también posibilitó el entretenimiento de la población con opciones de videos on demand a horas inusuales y juegos en línea durante todo el día.

Moderado por Franco Micallizzi, LACNIC Podcast reunió a Nicolas Antoniello, gerente de Relacionamiento Técnico de ICANN, Lia Solis; general manager de LACNOG y Carlos Martínez, gerente de Tecnología de LACNIC, para conversar sobre el papel de Internet durante la pandemia.

Carlos Martínez rompió el hielo afirmando que los últimos tres meses -desde que se declaró la pandemia- han sido raros y extraños. “La vida de todos nosotros cambió drásticamente de un día para el otro. Y ese cambio tan abrupto por suerte tuvo una herramienta que permitió que el impacto no fuera tan radical, la ayuda de Internet”, afirmó el gerente de Tecnologías de LACNIC.

Gracias a Internet buena parte de la población pudo seguir trabajando, después logró socializar con su familia y amigos, y también evitó que se congelaran los procesos de enseñanza de los niños y adolescentes, con clases a través de diferentes herramientas on line.

“Quedó claro que Internet es una pieza de la infraestructura de la sociedad actual tal como la conocemos”, afirmó el CTO de LACNIC.

Martínez estimó que la pandemia puso en práctica muy rápidamente, y casi al mismo tiempo, a un conjunto de posibilidades que Internet siempre tuvo disponible.

Por su parte, Antoniello reafirmó que Internet ha sido el medio de comunicación, trabajo y socialización por excelencia en los últimos meses. “La vida de muchos de nosotros -dijo el colaborador de ICANN- pasó significativamente por Internet en este tiempo y ha sido el gran habilitador de continuar desempeñando, nuestras tareas laborales y nuestro vínculo social”.

No obstante, Antoniello recordó que a escala global aproximadamente, aún la mitad de la población no tiene la posibilidad de acceder a Internet. “Es difícil imaginar en mi caso, que hubiera sido estos tres o cuatro meses sin Internet, no hubiera podido trabajar. Internet es como la estrella en este contexto”, reafirmó.

Solís, en tanto, graficó con el ejemplo de Bolivia donde, hasta antes de la pandemia, el teletrabajo no era común. “Después de la pandemia el trabajo remoto ha dado un resultado excepcional. El gran desafío para las empresas ha sido montar rápido e invertir en tecnología. Ya ningún esfuerzo será innecesario en el futuro”, dijo Solís.

No colapsó. Los tres expertos desmitificaron la preocupación extendida en redes sobre un posible colapso de Internet por el mayor uso. “No hubo ni habrá un colapso de Internet”, sentenció Antoniello.

“Ha quedado bastante demostrado que todo el trabajo que se realizó en los pasados años ha dado sus frutos ya que en el transcurso de esta situación Internet ha funcionado sin mayores inconvenientes y en igual forma que lo hace habitualmente”, agregó.

Afirmó que se debe continuar trabajando en temas de seguridad y resiliencia de mecanismos o sistemas críticos para el funcionamiento de Internet, como el DNS y el enrutamiento (mecanismos y caminos que siguen la información cuando se transmite en una red) en general, “más ahora en virtud de que hay un desplazamiento del trabajo en la oficina de la organización a la oficina en casa, donde, por lo general, existen más vulnerabilidades”, sostuvo el experto de ICANN.

En el mismo sentido se expresó Solís y dijo que en esta pandemia se ha visto la importancia de promover un tráfico local. “Se ha experimentado mejor la cercanía de los contenidos”, agregó.

El futuro inmediato plantea grandes desafíos, como mantener un Internet estable, lograr la transversalización de la educación en seguridad y tratar de promover el tráfico local, no depender tanto de una salida internacional.

Según las estadísticas, hubo un aumento deentre 20% y 40% por ciento del tráfico, con un desplazamiento a nivel doméstico. Se ha aplanado mucho más el consumo de video durante el día.

Vida amena y vivible. En el cierre del podcast, Solís reafirmó el lado positivo de la pandemia mediante la creación de capacidades.  Antoniello, en tanto, destacó múltiples aprendizajes. “Tenemos que aprender como usuarios, como proveedores, teniendo en cuenta este cambio, que aparecerán más empresas u organizaciones que le darán a sus empleados la posibilidad de trabajar desde casa. Los fabricantes de dispositivos también tienen que aprender, para qué comportamiento está pensado el dispositivo en base a estos nuevos comportamientos de consumo”, dijo Antoniello.

Para el gerente de Tecnología de LACNIC, “la pandemia aceleró una década de transformación digital y la compactó en dos meses. Muchas de estas transformaciones llegaron para quedarse”.

Escucha el podcast completo aquí