• Newsletter

  • Boletín Informativo de LACNIC para la comunidad de Internet

Eventos

Feed
Cambiar tamaño de fuente:

30/05/2019

Entrevista con Radia Perlman, una de las pioneras de Internet

Creadora del Protocolo Spanning-Tre (STP), el algoritmo que en 1985 dio origen a Internet conectando los paquetes de datos de las primeras redes, la estadounidense Radia Perlman no se considera la madre de Internet, como muchos la llaman.

Muy por el contrario, treinta y cuatro años después de un invento que hoy en día no ha sido reemplazado para navegar por Internet, Perlman prefiere hablar de la creación de “una pequeña pieza que sumó al resto” para conectar muchas redes. “Estaba en el momento adecuado y en el lugar correcto”, simplificó Perlman.

Disertante estelar en LACNIC 31, Perlman aseguró que el STP surgió contradiciendo la forma de pensar de ese momento.

En charla con LACNIC News, se mostró contraria a establecer cupos de participación femenina para reducir la brecha de género en el mundo digital y consideró un error realizar conferencias u actividades únicamente para mujeres. “Si mejoramos el entorno para todos, será mejor para las mujeres”, enfatizó.

Hemos leído que la llaman en muchos lugares la madre de Internet. ¿A qué cree que se debe?

Ocurrió que estuve en el lugar indicado en el momento adecuado, en los albores de la creación de las redes. Y logré inventar gran parte de los niveles más bajos de Internet. A alguien que me entrevistó para una revista se le ocurrió llamarme así porque hay todo tipo de hombres que dicen “yo inventé Internet” pero nadie decía que una mujer lo había hecho. En realidad, yo no lo hubiera elegido, porque Internet no fue inventada por una sola persona, sino que se compone de muchas partes diferentes. Además, si no hubiera inventado lo que inventé, alguien más lo habría hecho. Como fui yo quien lo hizo, me gusta pensar que el resultado es más simple y limpio, más fácil de usar y más robusto que si alguien más lo hubiera hecho. Pero se puede hacer que casi cualquier cosa funcione. Es muy halagador que me llamen así, pero yo misma no lo diría.

¿Cómo surgió la idea de crear un protocolo que permite que redes de computadoras se comuniquen entre sí? (STP- Spanning Tree protocol)

Bueno, esto en particular fue una parte muy pequeña de mi carrera. La única razón por la que lo necesitábamos era porque la gente pensaba que Ethernet era igual a cualquier red, cuando en realidad era solo un enlace. Como pensaban que se trataba de una red, dejaban de lado la parte del software de red y el host que colocaría los datos “dentro de un sobre” para poder enviarlos a través de la red —pensaban que solo los nodos que estaban en la misma Ethernet querrían hablar entre sí—. Tal como se inventó originalmente, Ethernet solo podía tener unos pocos cientos de nodos y estos nodos debían estar en una distancia muy pequeña, por lo que era simplemente una forma de conectar máquinas dentro de un mismo edificio. Yo les dije que no hicieran eso, que debían incluir la parte extra de software en la aplicación que estaban creando para poder interactuar con un enrutador —esto significa colocar el otro “sobre” que el enrutador comprende para que pueda llevarlo entre diferentes enlaces—. Pero ellos me ignoraron, como era habitual en ese momento de mi carrera. De manera que crearon unas aplicaciones que eran muy buenas, pero que hubieran sido igualmente buenas si lo hubieran hecho correctamente, es decir, colocando los datos dentro de otro sobre. Años más tarde, mi gerente me planteó el problema de averiguar cómo poder mover paquetes, aunque su origen y su destino no supieran nada sobre el encabezado adicional que se necesita para llevar paquetes a través de una red. De modo que en realidad ya tenían el concepto básico de cómo mover los paquetes, es decir, que cada puerto escucha a cada paquete y lo guarda y, luego, cuando la tecnología de enlace lo permite, ese paquete se envía a otro puerto. Esto está muy bien, pero debe haber alguna manera de que los paquetes regresen a su lugar de origen o el proceso nunca se detendrá. En un protocolo que está diseñado para ser llevado de enlace a enlace, hay un campo adicional que se llama hop count que cambia con cada reenvío, por lo que eventualmente se dará cuenta de que se ha reenviado demasiadas veces —que debe tratarse de un loop— y puede descartar el paquete. Pero Ethernet no tenía capacidad para hacerlo, ya que ese campo no existía en ese encabezado, no porque las personas que inventaron Ethernet no lo supieran, sino porque la intención de Ethernet no era transportar de un enlace a otro. Esa es la razón por la cual no tenía ese campo. Fue así que mi gerente me pidió que inventara algo que no requiera cambiar los nodos finales. Sin embargo, en el encabezado de Ethernet no había campos sin utilizar y, además, había un límite de tamaño inamovible. Lo gracioso de esta historia es que este pedido me lo hizo un viernes y después desapareció por una semana. Esto fue antes de que leyéramos el correo electrónico en forma permanente, cuando no teníamos teléfonos celulares, de modo que no pude comunicarme con él mientras estaba de vacaciones. Además, me hizo otra sugerencia absurda: quería que la cantidad de memoria para ejecutar el algoritmo no creciera a medida que creciera la red, y no había nada que se comportara de ese modo. Resulta que esa noche me di cuenta de que no solo sabía cómo hacerlo sino que podía demostrar que funcionaba y, además, la cantidad de memoria no crecía con el tamaño de la red, algo que nunca antes había visto. Con enorme entusiasmo escribí la especificación entre el lunes y el martes. Era un protocolo tan simple y la especificación era tan completa que los implementadores lograron que funcionara muy rápidamente sin hacerme una sola pregunta. Todo estuvo listo para el miércoles, pero yo no podía concentrarme en nada más porque tenía que presumir ante mi jefe, que no estaba disponible. Fue así que pasé el resto de la semana escribiendo el poema, que es un resumen del trabajo donde publiqué el algoritmo.

Todavía pensaba que estaba haciendo algo malo, quería que arreglaran las computadoras conectadas a Ethernet, que tuvieran el software adicional para poder colocar el sobre y pasar por enrutadores diseñados para esa tarea. Pero con esto ganarían algunos meses para hacerlo.

¿Por qué crees que 33 años después se sigue usando este protocolo?

Hay muchas formas de responder esta pregunta. Aparte de ser buena en matemáticas, ciencia y lógica, yo no encajaba con el estereotipo de un ingeniero. Este estereotipo es realmente muy malo para la industria, de muchas maneras diferentes. El equipo ideal está formado por personas con diferentes habilidades. Las mujeres creen que no van a ser buenas ingenieras porque se imaginan que un ingeniero es alguien que, de la nada, se lanza al agua y empieza a crear y construir cosas, y ellas no se ven así. O piensan que no les va a gustar porque se imaginan a una persona extremadamente introvertida que se siente muy incómoda al hablar con otras personas y se limita a escribir código en su cubículo. No queremos un equipo así. Puede que tengamos algunas personas así, pero también necesitamos personas que puedan comunicarse, que sean lo suficientemente amigables como para hacer preguntas, que tengan una visión artística de lo que puede hacer que un producto sea atractivo para los usuarios.

Es una combinación de mujeres que piensan que no les va a gustar porque no se dan cuenta de las diferentes dimensiones de la carrera y de mujeres que piensan que no van a ser buenas porque no encajan con el estereotipo. Y las personas a cargo de las contrataciones de una empresa piensan que existe un único tipo de ingeniero — alguien que se les parece— y no se dan cuenta de lo importante que son estas otras habilidades para el equipo.

Esto quizás provoque cierta controversia, pero muchas de las cosas que la industria está intentando hacer para ayudar en realidad no están ayudando. Organizar conferencias específicamente para mujeres que trabajan en informática definitivamente refuerza el estereotipo de que las mujeres siempre reciben un tratamiento especial, que si eres mujer alcanza con acercarte a cualquier empresa de alta tecnología y decir “Contrátame”.

Organizar una conferencia solo para mujeres no ayuda mucho: puede que compartan cómo hacer para compatibilizar el tener hijos con una carrera, pero los hombres tienen las mismas preocupaciones.

Si en lugar de concentrarnos en lo que podemos hacer por las mujeres intentamos mejorar el ambiente para todos, las mejoras también serán para las mujeres.

vea la presentacion completa aquí