LACNIC

Casa de Internet

Un nuevo huésped en la Casa de Internet: AHCIET se instala en Montevideo y crea Observatorio de Telecomunicaciones de LAC

03/08/2012

Una nueva organización se suma a la Casa de Internet de Latinoamérica y el Caribe. Desde este mes, la Asociación Iberoamericana de Centros de Investigación y Empresas de Telecomunicaciones (AHCIET), institución conformada por más de 50 empresas operadoras de telecomunicaciones en Latinoamérica, comienza sus operaciones en la sede central de la Casa de Internet.

AHCIET llega a Montevideo con “ánimo de sumar esfuerzos” y de llevar adelante proyectos en la región en beneficio de la Sociedad de la Información. El economista Juan Jung (foto) será el representante de esa organización en la Casa de Internet y el responsable de coordinar diferentes estudios previstos por AHCIET para Latinoamérica, entre los que se destaca la constitución de un Observatorio de Telecomunicaciones con indicadores que permitirán realizar un seguimiento del crecimiento, penetración, inversión y accesibilidad en telecomunicaciones en la región.

 

¿Qué significado tiene para AHCIET instalarse en la Casa de Internet?

La apertura de la oficina de AHCIET en la Casa de Internet es un hecho de suma importancia para la Asociación. Tiene un notable significado, tanto desde el punto de vista simbólico, como desde los beneficios y oportunidades que pueden surgir de la interacción interna. Sin duda, es el lugar más adecuado para estar, ya que constituye uno de los principales hub de entidades de internet en la Región. Es un honor ser vecinos de organizaciones del sector como son LACNIC, el capítulo regional de Internet Society (ISOC), la red de cooperación CLARA, los administradores de dominios LacTLD, los operadores de intercambio de tráfico de internet, LAC-IX y la Federación Latinoamericana y Caribe de Internet y el Comercio Electrónico (eCOM L@C).

Para AHCIET es satisfactorio contar con esta nueva sede, que responde a nuestro ánimo de tener mayor presencia en la en la región y, de esta manera, expandir la gestión con los socios y aliados del sector. Desde aquí, se realizarán tareas de coordinación de los estudios de la Sociedad de la Información y se realizará el seguimiento y control a los indicadores del sector.

¿Qué beneficios puede reportarle a AHCIET y al resto de las organizaciones el trabajo en conjunto en la Casa de Internet?

El trabajo en conjunto con el resto de los actores presentes en la Casa de Internet no sólo puede reportar beneficios, sino que constituye una fuente de oportunidades. El estar presente acá nos permitirá trabajar en forma coordinada y coherente, y estar en contacto permanente con la actualidad del sector y con actores relevantes del mismo. Decimos que estar en la Casa de Internet constituye una oportunidad porque de la interacción con las demás organizaciones presentes podrán surgir nuevas ideas y proyectos, nuevos partners para estudios y propuestas y, permitirá facilitar sinergias, lo que seguramente derivará en mayores y mejores servicios a nuestros asociados.

Somos en la Casa, la única Asociación de Operadores de Telecomunicaciones, es decir, nuestros socios es uno de los steakholders de mayor interés para todas las organizaciones presentes en la Casa de Internet. Además, esperamos se beneficien de nuestra experiencia y trayectoria de 30 años en la industria.

¿Cómo observa AHCIET el desarrollo de Internet en América Latina y el Caribe?

En América Latina aun tenemos un desafío importante en términos de brecha digital. Por una parte, está todo lo relacionado con la inversión en infraestructura de telecomunicaciones, y el apoyo de los gobiernos para generar las condiciones para que se concreten dichas inversiones, así como, la constitución de reglas claras y razonables que incentiven el despliegue de redes avanzadas. Por otro lado, se requiere que haya una oferta de valor de contenidos, de aplicaciones, de gobierno electrónico, de trámites online, de servicios para el ciudadano que le den valor a la conectividad.

Entre todos los actores del sector, tenemos que crear un ecosistema donde todos podamos poner de nuestra parte. América Latina no tiene por qué quedarse rezagada, por el contrario, debe dar un salto importante en los próximos años.

En América Latina se están haciendo las cosas muy bien, en unos países mejor que en otros, y si se sigue apostando por un modelo de competencia, de redes, de servicio, de apertura, de infraestructura, la brecha con los países más desarrollados la iremos cerrando rápidamente.