• Newsletter

  • Boletín Informativo de LACNIC para la comunidad de Internet

Cooperación

Feed
Cambiar tamaño de fuente:

01/09/2014

Haití en marcha

Ayitic “Internet para el Desarrollo” es una propuesta para el fortalecimiento de las capacidades digitales de Haití que sigue un modelo especialmente diseñado según las necesidades de desarrollo local y que pretende crear las condiciones para que Internet sea un instrumento eficaz para la inclusión social y el desarrollo económico de ese país caribeño.

Es un proyecto de LACNIC que se realiza con el apoyo de Internet Society, Google, la Organización Internacional de la Francofonía, ICANN y NSRC.

En sus primeros dos años de funcionamiento, Ayitic ha fortalecido las capacidades técnicas de más de 250 profesionales y estudiantes haitianos del ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación.

Lara Robledo, responsable de Cooperación Institucional de LACNIC, se muestra entusiasmada con la marcha del proyecto porque en la gran mayoría de los casos el conocimiento se ha trasladado a la práctica en empresas y organizaciones de Haití.

¿Se están cumpliendo los objetivos trazados por el proyecto Ayitic “Internet para el Desarrollo” en Haití?

Hay una interesante respuesta de la comunidad local que nos permite creer que el proyecto se está cimentando sobre bases sólidas. Sólo a nivel de participación, el año pasado tuvimos 230 interesados para 100 cupos y este año 325 interesados para 150 cupos.

Lo novedoso es que se trata de un proyecto en el que, a nivel de capacitación, ellos deciden la formación que desean recibir. O sea que se construye a partir de lo que los propios profesionales y estudiantes de Haití creen que necesitan para su desarrollo; y la capacitación se hace en base a la selección que ellos hacen de una batería de opciones que el proyecto les brinda.

Por ejemplo, para este año se incorporó la capacitación en Desarrollo IPv6, que estuvo a cargo de Julien Montavont, profesor de la Universidad de Strasbourg, Francia.  Este taller surge porque fue seleccionado por los potenciales participantes, esto es relevante destacarlo ya que no estaba en la agenda de los participantes en el año anterior.

En ese sentido, Gestión de Redes (a cargo de NSRC) y el desarrollo de redes inalámbricas (básico y avanzado) son los talleres más solicitados, y son la clara demostración de la importancia de construir proyectos alineados con las necesidades de las comunidades. La realidad de Haití hace imprescindible el desarrollo de tecnologías inalámbricas tanto en términos de costos, como por su capacidad de rápida recuperación ante desastres naturales. Este año tenemos dos hechos destacados, uno es que aumentó el número de mujeres participantes del proyecto, pasando de 5 a 28 en un año. Hay mujeres líderes que están promoviendo su participación como el caso de Haití Women in Tech.

El otro, es que el taller de redes inalámbricas básico estuvo a cargo de 3 instructores locales, uno de ellos Petuel Placide quien había sido participante en el 2013. Este es el modelo al que apostamos también, la transferencia de conocimiento y el fortalecimiento de los recursos humanos –profesores- haitianos.

En resumen, el proyecto sigue fiel a su idea original, de no ser solo un espacio para capacitar técnicos, algo que por sí solo no garantiza desarrollo, y que es el objetivo último de este proyecto, mover la línea del desarrollo en TIC para Haití un escalón más arriba cada año.

¿Qué piensan los beneficiarios directos del proyecto?

Han logrado procesos de aprendizaje que en muchos casos aplicaron en su desarrollo profesional y en el de la empresa u organización en la que trabajan.

Tenemos que recordar que el objetivo no es solo que el participante del taller adquiera conocimiento sino que traslade ese conocimiento, primero a su organización y luego por transitiva a la sociedad en su conjunto.

Según los resultados de la encuesta de impacto desplegada por el proyecto durante febrero y marzo 2014 para los 100 participantes del taller 2013, ocho de cada diez participantes considera que Ayitic ha contribuido mucho a su conocimiento global sobre TICs. Y casi el 100% de los participantes califica de “útil” o “muy útil” lo aprendido en los talleres.

Además, la gran mayoría ha trasladado lo aprendido a su desempeño laboral, lo que nos reafirma la idea de que estamos por el buen camino, ya que allí se está demostrando efectivamente el impacto del proyecto, expandiendo el conocimiento y contribuyendo al desarrollo de las TICs en Haití.

Es interesante compartir sus respuestas, luego de 6 meses de haber participado del tallerel 26% asegura que “mejoró sus conocimientos” y el 25% que adquirió “nuevos conocimientos”. Casi el 15% aseguran que a partir de Ayitic han realizado propuestas de proyectos en su trabajo, e igual porcentaje afirma que han asumido nuevas funciones laborales.

Otra respuesta que nos entusiasma es que cuatro de cada diez participantes de Ayitic quiere tener un mejor empleo en Haití. O sea que no está pensando en emigrar sino en mejorar la realidad en la que viven.

¿Qué otros actores de la región deberían involucrarse en esta iniciativa para lograr que Internet se convierta en una herramienta de inclusión social e impulse la economía local de Haití?

La clave principal está en lograr una base local de sustentación. Tenemos que llegar a involucrar a todos los actores clave de la comunidad local para el desarrollo efectivo de las TICs en Haití. Un proyecto llevado adelante por haitianos para haitianos y para esto resulta imprescindible el compromiso de un conglomerado de organizaciones locales (gobierno, agencias de TICs, empresas, universidades los organismos de cooperación basados en Haití y la comunidad internacional).

El proyecto es una realidad por el apoyo de Internet Society, Google, la Organización Internacional de la Francofonía, ICANN y NSRC. Pero necesitamos de más organizaciones y universidades de la región, como por ejemplo para generar una base de instructores en las que se involucren las propias Universidades de donde proviene el instructor. Un ejemplo de esto, es el formato de apoyo que recibimos de NSRC, el cual queremos seguir alentando y expandiendo a otros grupos de investigadores.