Jorge Villa “Apasionados en los debates y maduros en las decisiones”

Carismático, agradable y a la vez muy activo en defensa de los intereses comunes de los diversos colectivos de Internet de la región, en especial de los pueblos del Caribe. Esos atributos definen a Jorge Villa (Cuba), quien ha cumplido diferentes roles destacados durante estos 15 años de vida de LACNIC.

Desde esa tribuna, resalta el papel de la comunidad de LACNIC que ha permitido quebrar el “papel de colonizados” y “plantearse estrategias propias” garantizando la administración correcta de los recursos numéricos asignados a América Latina y el Caribe.

¿Cuándo comenzó su relación con LACNIC y cómo?

De LACNIC supe desde el inicio, desde que era una idea; que por cierto tuvo un gran impulso a partir de una reunión que hubo aquí en La Habana (en 1997 o 1998), donde participaron líderes de varias de las principales redes académicas de la región, que compartían espacio en un foro titulado Enredo.

En 1998, en Rio de Janeiro, durante el primer Workshop de Redes para Latinoamérica y el Caribe (WALC) conocí a Raúl Echeberría y a Juan Carlos Alonso (dos piezas claves en el surgimiento y desarrollo de LACNIC). A ambos los volví a encontrar en ediciones de estos talleres en Ciudad de México (2000) y Santo Domingo (2002), y de alguna manera estuvimos siempre en contacto directamente o por medio de amigos comunes. Por ellos, y también por algunos colegas cubanos (fundamentalmente por Jesús Martínez, quien fuera de los primeros directores de LACNIC), conocí mejor lo que se gestaba.

Cuando se convocó a LACNIC V, aquí en La Habana (en octubre de 2003) sin dudar me anoté entre los primeros. Por entonces, entendía (mejor que muchos colegas) la trascendencia de la organización que se había creado, y en lo personal, para mí fue una suerte de continuidad y crecimiento dentro de todo el trabajo que se venía haciendo en Cuba. En esa reunión reencontré a algunos amigos de antaño, hice muchos otros y simplemente, sentí que también era parte de esa comunidad latinoamericana y caribeña. Y bueno, la relación ha seguido (cada vez mejor) a lo largo de todos estos años.

¿Qué roles ha ejercido usted en la comunidad de LACNIC? ¿Colmó sus expectativas? ¿Qué aspectos destacaría?

Mi trabajo dentro de la comunicad LACNIC pudiera concretarse en cuatro roles: Miembro del Comité de Programa del Foro Latinoamericano y Caribeño de IPv6 (FLIP6), Representante de la región en el NRO Number Council/ASO Address Council, Miembro del Comité de programa del Foro de Operadores de Redes de Latinoamérica y El Caribe (LACNOG) y Coordinador del programa de becas para los miembros de la comunidad.

Ante todo, agradezco a la comunidad por haber confiado en mí para desempeñar esas funciones, y espero no haberles defraudado. En cada una de estas actividades, siempre trato de dar el máximo, de ir en todo momento con el espíritu de aprender, de colaborar, de aportar.

Ciertamente, todos estos roles son diferentes, y cada uno implica una responsabilidad grande. En cada espacio, uno va poniendo su granito de arena para que la comunidad siga creciendo.

Destacaría por sobre todas las cosas, el hecho de contar con personas muy valiosas que me han ayudado y apoyado en cada uno de estos roles, tanto desde el staff de LACNIC como desde la comunidad. Por mi forma de ser, me encanta conversar con la gente, hacer amistades; y por ello disfruto mucho que la gente me vea como uno más de la comunidad, y que se sienta en confianza de acercarse, comentar, pedir ayuda, tal vez un consejo profesional o personal.

Algunas de las satisfacciones que resumo de estas experiencias incluyen la contribución a la consolidación de FLIP6, al fortalecimiento y crecimiento de LACNOG, a la estructuración y afianzamiento del programa de becados procedentes de la comunidad de LACNIC; así como el éxito obtenido al concluir el proceso de transición de supervisión de las funciones de IANA (actual PTI) hacia la comunidad global de Internet.

¿Qué papel cree que ha cumplido la comunidad de LACNIC en la administración de los recursos numéricos en estos 15 años?

Creo que ha sido un papel fundamental, sin el cual creo que la región estuviera en franca desventaja para poder plantearse estrategias propias de desarrollo.

Por razones históricas, los que nacimos, crecimos y vivimos en el llamado tercer mundo, en muchos casos nos cuesta romper con ese papel de colonizados que nos legó la historia. Pero sí, nuestra región ha tenido, tiene, y cada vez tendrá más potencial para desarrollarla y lograr que el mundo desarrollado nos vea como iguales.

En este sentido, la comunidad de LACNIC ha sido fundamental porque ha garantizado la administración correcta de los recursos numéricos asignados a la región (a lo largo de 15 años), creando verdaderas relaciones de confianza. De esta manera, ha posibilitado que muchas organizaciones de la región crezcan y desplieguen mejor sus redes y servicios; mientras que otras han entendido verdaderamente la importancia de contar con estos recursos para poder diseñar un mejor futuro para nuestros países. Gracias a esta comunidad (en la que estamos involucrados muchos de los actores de la región), tenemos una voz en todos los foros, al mismo nivel que todas las restantes zonas, con independencia de niveles de desarrollo.

Definitivamente, la comunidad de LACNIC es un pilar fundamental para el presente y el futuro de la región; donde el empleo de las llamadas nuevas tecnologías de la información y comunicaciones, se impone cada vez más como una fuerza transformadora.

¿Qué aspectos identifican a la comunidad de LACNIC?

Esta es una comunidad multinacional, multirracial, multiétnica, y eso la hace muy fuerte. Todos aprendemos de todos. Estamos intentando vivir como una verdadera familia, donde prime el respeto, la solidaridad, la lucha contra cualquier forma de discriminación, donde se promueva la transparencia y la existencia de verdaderas relaciones de confianza. Igual que sucede en cualquier otra familia, no estamos exentos de conflictos entre algunos de sus miembros; pues la sangre latina es caliente, somos apasionados en los debates y radicales en muchas opiniones; pero por suerte en general, hemos logrado sacar lo positivo de esas situaciones para seguir avanzando; y eso es una señal inequívoca de madurez.

Esta es una comunidad comprometida con sus metas, con su gente, siempre con ideas, con ganas de hacer y participar, que se involucra en todos los temas que puedan beneficiar a la región, y esté en su campo de acción.

Algo fundamental, es que es una comunidad que aboga seriamente por el respeto a la mujer y promueve su participación de forma igualitaria.

Es una comunidad que ha trabajado y trabaja por incorporar a todos, por tratar de vencer las barreras idiomáticas que aún limitan (en algunos casos) la comunicación y la participación. En este sentido me parece justo destacar el importante trabajo que se realiza con la comunidad del Caribe.

¿Cómo se imagina la gobernanza de Internet en 15 años?

Imaginar el mundo dentro de 15 años es un ejercicio interesante, pues todo va cambiando a mucha velocidad. Pero bueno, lo que visualizo es que, en ese tiempo, la gobernanza de Internet va a estar mucho más depurada y mucho más sólida que hoy, seguramente habrá nuevos actores, mucha gente joven involucrada, y sobre todo, una gran cantidad de personas de nuestra región participando y aportando.

LACNIC Tweets
Buscar
Suscríbase
Reenviar a un amigo

¿Conoce a alguien que pudiera estar interesado en este correo electrónico? Enviar a un amigo.

Cancele su suscripción

Si usted no desea seguir recibiendo este boletín, por favor cancele su suscripción.