Ciudades inteligentes, mucho más allá de un algoritmo

LACNIC organizó el taller Ciudades Inteligentes en las Américas “Innovación y Sostenibilidad” celebrado en el marco de la XXXI Reunión del CCPI de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones en la Ciudad de México.

Más de noventa personas participaron del encuentro en el que profesionales de la región y el mundo compartieron ideas y proyectos entre representantes de países de la OEA, academias y organizaciones empresariales.

“Las Ciudades Inteligentes y sostenibles implican diversos contextos sociales, económicos, estructurales, tecnológicos y regulatorios los cuales llevan como objetivo satisfacer las necesidades de los ciudadanos mejorando su calidad de vida. Para ello es fundamental el uso de los estándares tecnológicos en los que Internet se apoya, y sin duda uno de esos estándares es el IPv6 que permita lograr la sostenibilidad e innovación de estos proyectos al servicio de todos”, afirmó Oscar Robles CEO de LACNIC.

En el entorno de las Ciudades Inteligentes, existen desafíos en la integración de los servicios innovadores y las plataformas que facilitan las actividades cotidianas de los ciudadanos. En este sentido, se necesita de la cooperación y colaboración entre los diversos sectores (gobiernos, comunidad técnica de Internet, fabricantes, academia, entre otros) para que, a través de regulaciones no disruptivas y procesos abiertos y participativos inclusivos, permitan el debate y expresión de ideas. “Las Ciudades Inteligentes no deben obedecer a un algoritmo técnico exclusivamente, la toma de decisiones requiere del involucramiento de todos pues no podemos equivocarnos”, agregó Robles.

Durante el taller se resaltó la búsqueda de sensibilidades sobre la protección de datos de los ciudadanos, las técnicas y políticas para mitigar los procesos que aseguren la privacidad y confianza utilizando para tales objetivos Un Internet abierto, estable y seguro.

 

El ciudadano inteligente. Gustavo Mercado, experto de la Universidad de Mendoza, afirmó que la creación de una ciudad inteligente nace normalmente del interés de las autoridades del municipio en mejorar la habitabilidad, sustentabilidad y la eficiencia de la ciudad. “En primer lugar debe hacerse un estudio de las fortalezas y debilidades de la ciudad y determinar cómo se pueden resolver los problemas. Si se determina que los problemas tienen una solución “tecnológica” entonces estaremos en presencia del comienzo de una ciudad inteligente/tecnológica/digital”, afirmó Mercado.

No obstante, la sola voluntad del gobernante y la disponibilidad de la tecnología no son suficiente para impulsar una ciudad inteligente: sin la participación ciudadana es imposible concretar un proyecto de esa naturaleza.

“El ciudadano debe ser parte de la definición de una ciudad inteligente y su opinión debe ser tenida en cuenta a la hora de seleccionar soluciones y tecnologías. Por lo que se necesita una visión y un plan, para desarrollar los servicios que harán a la ciudad habitable, sustentable y eficiente”, aseguró Mercado.

Los servicios en una ciudad pueden ser mejorados a partir de la utilización de Tecnologías de la Información (TICs) incluido Internet de las Cosas. En un principio los servicios de la ciudad, tales como electricidad, agua, transporte y gas, son tratados y gestionados independientes unos de los otros. “La tecnología TICs, ahora permite combinar la gestión de estos servicios para hacer que sean más eficientes”, concluyó el experto argentino.

 

LACNIC Tweets
Buscar
Suscríbase
Reenviar a un amigo

¿Conoce a alguien que pudiera estar interesado en este correo electrónico? Enviar a un amigo.

Cancele su suscripción

Si usted no desea seguir recibiendo este boletín, por favor cancele su suscripción.